Noticias

Asociación Interamericana de Ingeniería Sanitaria y Ambiental

0025

Más de 2.700 toneladas métricas de basura municipal al día eran depositadas en Estructural, el vertedero a cielo abierto más grande de América Latina y el Caribe, en las afueras de Brasilia, la capital de Brasil.

Durante la mayor parte de las cinco décadas de operación del basural, los residuos que llegaban ahí no se separaron, ni fueron cubiertos ni compactados, sino que a menudo se quemaron. El basural no contó con sistemas de impermeabilización del suelo ni de captura de gases.

Como resultado, gases tóxicos contaminaban el aire y el agua alrededor del vertedero, afectando la salud de la población circundante, en particular de los 2.500 trabajadores informales que sobrevivían de lo que lograban sacar del basural para revenderlo.

El vertedero fue cerrado en 2018 y reemplazado por instalaciones de reciclaje y un relleno sanitario más alejado de la ciudad.  Se calcula que con esta medida se evitará al menos 70% de las 1.4 millones de toneladas métricas equivalentes de dióxido de carbono (CO2e) que el basural habría generado hasta 2050.

El destino de Estructural refleja el de otros antiguos vertederos en América Latina y el Caribe. En la última década, se han cerrado algunos de los basurales más contaminantes de la región, incluidas enormes instalaciones en Brasil, México y Nicaragua, una política pública impulsada por grupos ambientalistas.

El cierre definitivo de este tipo de basurales es una de las herramientas clave para lograr aire limpio para todos, el tema central del Día Internacional de Aire Limpio por un cielo azul, que se celebra hoy por primera vez a instancias de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Alrededor de 40% de los residuos en el mundo aún se depositan en vertederos a cielo abierto, en particular en países en desarrollo.  En América Latina y el Caribe unas 145.000 toneladas se destinan cada día a este tipo de basurales, donde la descomposición y quema de residuos genera potentes gases que contaminan la atmósfera, provocan severos daños a la salud humana y contribuyen al cambio climático.

>>>MÁS INFORMACIÓN

Deja UnCOMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

EnglishFrenchPortugueseSpanish